No me gustan las acelgas

9/13/2009 diecisietecosas 5 Comments

No me gusta beber a la hora de la comida en vasos de tubo. No puedo con los vasos de tubo. Solo me gustan para copas, a la hora de las copas.

Cuando preparo un plato de comida, tiene que tener al menos, dos colores.
No puedo con un plato que solo tenga un color.

No puedo dormirme si tengo los pies frios. Tengo hasta los calcetines de dormir, que me quito a mitad de la noche, cuando ya han calentado los pies.

No soporto las gomas de pollo. No me parecen utiles ni se porque se siguen fabricando. No soporto que las estiren delante de mi, y menos, que se rompan.


¿Quien de nosotros no tiene ninguna rareza?? Tener manias nos hace mas normales.
O no?

5 comentarios :

masha dijo...

¿Qué coño son las "gomas de pollo"??

Mira que eres rarita....
;-P



Bicos!

Adegea dijo...

Rarezas tenemos todas, son los detalles que nos hacen encantadoras o detestables, según quién nos mire.

(a mí sí me gustan las acelgas pero odio las judías blancas o habichuelas)

Yo bebo agua sin parar y distingo entre las aguas minerales y unas me gustan más que otras.
Y me ponen enferma los ruiditis que la gente hace con la boca, al comer o al besarse mmmoic chup chup slidiugggg. Por Dios esas lengüecitas, material incendiario en pleno autobús. No soporto los números pares y sin embargo me da rabia tener 31 años y... ¡espero ansiosa a cumplir 32! Quizás porque tres más dos es cinco, mi número favorito hasta que supe que tenía premio. ¡Pegué un brinco...!

Por cierto, hoy he conocido tu blog y lo cito en el mío.

cris dijo...

las gomas de pollo son un clásico querida Masha...incluso yo recuerdo que de pequeña a veces me hacían las coletas con ellas. Por Dios!! puede haber algo más grimoso que el contacto de la goma de pollo con el pelo??
argggggggggggg

Interesting point of view! I don't like olives!

http://keepingupwithglamfashion.blogspot.com/