Al otro lado del cristal

2/08/2007 diecisietecosas 10 Comments


Ya no aguantaba más y se fué al coche.

Harta de peleas y de gritos.
Se puso chula. Como los pollos del anuncio...''a lo mejor me voy al coche'',...''a lo mejor''... le dijo él. Y allí lleva 13 días, metida en el coche. Se ha llevado los apuntes de la oposición, para pasar el rato. A ver si así aprovecha y estudia un poco, y se olvida de tanta discusión. Además aquí en silencio, puede concentrarse, y el temario del Sergas va pasando. Lo malo es el frío. No enciende el coche ni pone la calefacción, asi que toca taparse con el saco de dormir, y cuando el sol pega fuerte y quiere oscuridad, recupera el parasol del verano.
Aquel verano en el que aún eran felices juntos.
Hasta que llegaron esos pesados. Y se acabó la calma.


'Menudo temazo tengo', pensó él. Habló con los vecinos, se montó su novela e intentó hablar con ella golpeándole en el cristal. Pero ella no quería.
Le contaron que tenia un novio, y que el coche es de segunda mano, y que los apuntes son de una oposicion al Sergas. Le contaron todo. Todo lo que sabían o creían saber, entre café y carajillos en el bar de al lado, y se montó una película. De las que sabe que le gustan a sus jefes. Ahora esos jefes se jactan, mirándose el ombligo, del éxito periodístico. Pocas veces tuvieron tantas visitas en la pagina web del periódico.
'Menuda la hemos armado', piensa orgulloso, con ese orgullo de los periodistas de pueblo, que saben que inflar una historia que se cuenta en dos lineas, y convertirla en una novela de una página no es tan complicado y lo ha hecho tantas veces... 'Menuda la hemos armado'.



Su madre no deja de gritar, y ella empieza a estar harta. Ella con ese tono de voz tan chirriante, y mareándola durante todo el día. La tele alta de fondo, con el programa de la tarde y ella entrando en la habitación a cada minuto.Y las oposiciones ahí al lado. Tenía que haber empezado a estudiar antes.

Cuando lleva dos folios, entra su hermano pequeño, a que le arregle el ordenador.

Tres folios. Y su madre le dice, si quiere el pollo con arroz, o mejor con patatas.

Se acabó.

Se coge los apuntes, el saco de dormir y una toalla y se va al coche.
Años estudiando para ahora perderlo todo. No puede ser. Tiene que concentrarse como sea.
Y ahí lleva 13 días. Casi 4 temas se ha repasado enteritos. Esta vez puede aprobar.
Y si aprueba, merece la pena el frío, el silencio y que los vecinos la miren de vez en cuando.
Hasta que llegaron esos pesados. Y se acabó la calma.



Tantos años trabajando y nunca se habían visto en una situación tan ridícula. Una noticia en un periódico, un poco de noveleo, y ahí estaban.
Por si ella quiere hablar.
Entre la risa y la vergüenza, mirando un coche solitario aparcado al lado de un campo de fútbol, empañado por el vaho.
Pero ella no habla. Ni siquiera se le escuchan bien los insultos desde el otro lado del cristal, cuando les pide que se vayan. Así que si ella no quiere ser noticia, el coche aparcado es la noticia.
Pero ya es noticia, aunque no lo sepa. Aunque no le guste.

Cuando propuso el trabajo en la Facultad dijeron que era una locura. Que no aguantaría. Pero ella sabía que sí, porque a cabezona no la ganaba nadie.
El proyecto era arriesgado, pero sabía que era un buen trabajo de fin de carrera.
Si quería ser una socióloga de verdad, tendría que convertirse ella mismo en experimento.
Le pidió a una amiga unos apuntes. ''Solo tengo de cuando me presenté a las plazas de enfermera del Sergas''. ''Me valen'', le dijo. Cualquier cosa que valga para pasar el rato leyendo.
Y se llevó los apuntes, un saco de dormir y una toalla. Se pasaría allí al menos un mes.
Ese era el plazo. Todo el día en el coche, leyendo los apuntes y escuchando la radio.
Eligió aquel lugar porque era solitario, y también porque a pesar de eso, había un cuartel de la Guardia Civil cerca, por lo que pueda pasar.
Los primeros días solo la miraban extrañadas las vecinas.
De vez en cuando alguien se paraba, pegando la nariz al cristal para ver que hacía o quien era.
Se habia puesto un plazo de un mes para que el proyecto llegara a su parte central.
Convertirse en noticia.
Por eso, solo salia del coche cuando nadie la veia, y a ratos tomaba apuntes sobre lo que ocurría a su alrededor.
Pero no le hicieron falta ni dos semanas. En el día 11 de encierro, llegó un periodista, le tocó en el cristal, y ella soltó las frases que tenía preparadas, y puso la cara de enfado, que llevaba ensayando tantas noches en el espejo del coche. Y el experimento funcionó.
Al día siguiente aparecieron más. De todos los medios. Y ella siguió repitiendo frases y gestos desde dentro del coche.
El sobresaliente para el trabajo de fin de carrera de Sociología estaba asegurado.


Aquí podeis leer la noticia real (de EL CORREO GALLEGO) sobre la misteriosa estudiante que vive en un coche.


Y mientras ella no salga del coche, podeis elucubrar conmmigo sobre por qué sigue ahí.


(Gracias Rober por aportar algunas de las ideas!!)


10 comentarios :

Xavipat dijo...

Una vez más la realidad supera la ficción!!
Esta noticia tiene muchas lecturas y reflexiones. Pero de lo que tu escribes, ¿que hay de realidad y que es ficción?
Una vez más me encanta tu manera de narrar las cosas.

nocilla dijo...

Ni siquiera yo que estuve alli, o el periodista del Correo saben qué es realidad y qué ficción de todo esto..Supongo que solo ella lo sabe..
Yo se que hay un coche con los cristales llenos de vaho, una saco de dormir, un parasol, unos apuntes, y mucha mala leche..
Lo demás, es imaginar...

Y gracias por los piropos!! :-)

Pero que pasa con la privacidad de la gente? Ahora si yo me quiero estar dos meses sentado en una bici corro el riesgo de que me vengan los de la prensa a preguntarme porque? Además, el Fiat Uno por dentro engaña mucho, igual tiene baño con jacuzzi, terraza y trastero, y la peña preocupándose :D Eso sí, el texto del blog está genial (un poco de peloteo no va mal).

masha dijo...

plas, plas, plas, plas (aplausos)

Eres una crack de la tecla, mi niña!!!

La historia, pa flipar!!! :-O

Xaviiiiii!!! Qué alegría verte por aquíiiii!! ;-)

anita dijo...

estoy con david..con peloteo y todo.....llega un momento que la prensa ya no tiene limites??? le puede pasar de todo, pero tendra derecho a privacidad no?

bydiox dijo...

La verdad es que esta historia me parece muy interesante...

¿Todavía nadie la ha sacado una foto? :/

Tengo curiosidad por saber a qué categoría se quiere presentar esta chica.

Me explico: el sergas ha convocado oposiciones para prácticamente todos la plazas que tiene vacantes en este momento. Esto implica que esta muchacha puede estar estudiando para trabajar tanto de celadora como de neurocirujana o anestesista. Unos casos son mas preocupantes que otros ¿verdad?.

Este post me ha parecido genial.

Saludos

nocilla dijo...

yo tambien tengo esa curiosidad...pero no ha sabido nada mas de ella..habrá que investigar..graciñas ;-)

Enorme el post!. Yo pensé lo mismo cuando lo leí, pero expresarlo... ex otra cosa.

Simplemente genial

Cuanto más se lee el periódico más te convences de que la realidad supera la ficción.